domingo, 28 de septiembre de 2008

Mr Boo, El Origen


El último de los enemigos que deben enfrentar los protagonistas de Dragon Ball Z y a la vez el más poderoso de todos es Majin Boo. Ésta criatura diabólica fue creada hace millones de años por un brujo maléfico perteneciente a la raza de los Makai, a quienes se conocía también como los demonios del Universo. De nombre Bibidi este brujo albergaba en su interior un inmenso odio inmenso hacia todos los seres vivientes del Universo y en especial, hacia los dioses superiores, los llamados Kaioh Shin (leáse El gran Kaioh Sama).


Para vencerlos recurrió a sus poderes de brujería con el propósito de desarrollar lo que sería el ente más poderoso y letal que los seres vivos hubieran conocido jamás.


Creado por magia, Mr Boo contaba con la capacidad suficiente como para destruir gran parte del Universo y era prácticamente invulnerable.


Como el primer objetivo de Bibidi era asesinar a los dioses Kaioh Shin, se dirigió hacia su dimensión transportando a Boo en una esfera inviolable que solo él, por medio de un conjuro, era capaz de abrir. Cuando se produjo en el Kaioh Shin Kai la inevitable batalla, muerieron casi todos los Kaiohs con excepción del Kaioh del Norte.


El problema que Bibidi debió enfrentar fue que Majin Boo, además de asesinar a dos de los dioses, absorbio a otros tantos cambiando tanto su apariencia como su mente. Los Kaioh Shin absorbidos fueron Dai Kaioh Shin y South Kaioh Shin. Como ellos eran individuos que poseían gran benevolancia y poder respectivamente, hicieron que Boo se convirtiera en un ser gordo -como Dai-, y con mente de un bebé. Con estos dos ingredientes, el carácter maléfico de esta criatura quedó completamente eclipsado. Lejos de desanimarse por la mutuación que había sufrido su creación, Bibidi aprovechó a los cambios para persuadir a Boo, quien ahora poseía conciencia, que la mejor manera de divertirse era matando gente, destruyendo planetas, en síntesis, sembrando el caos.


Al tener una mente infantil y no distinguir entre el Bien y el Mal, Boo continuó devastando y matando para alegría de su amo.


El poder de Boo se mantuvo con el mismo nivel con que contaba anteriormente ya que los poderes de Dai Kaioh Shin u South se agregaron a su fuerza original.


Gracias a este poder, su verdadera fuerza quedó oculta dentro de su extraña personalidad. La victoria entre los Kaioh Shin no fue del todo existosa para Bibidi, ya que Kaioh del Norte continuaba viviendo aunque había sido herido de gravedad por el Majin Boo. Al recuperarse, ya enterado de el próximo objetivo de destrucción de Bibidi sería la Tierra, Kaioh lo siguió y cuando tuvo la oportunidad, mató a Bibidi quien no era muy poderoso, para dejar al monstruo encerrado en la esfera imprenetrable.


Ni bien cumplió su misión, Kaioh Shin prefirió no arriesgarse tratando de destruir la esfera con el ser terrible en su interior, ya que si lo intentaba liberaba sin querer al ser, cometería un error irreparable y que con sus fuerzas no podría combatir.


Estando en la Tierra, el dios escondió la esfera en un lugar al que nadie podría llegar, pensando que así evitaría que el peligro fuera liberado nuevamente.


Lamentablemente, Kaioh Shin ignora que Bibidi había tenido un hijo llamado Babidi, que pretendía continuar con los planes de su padre. Bibidi era, al igual que su padre, un brujo maléfico que contaba con la facultad de poseer mentalmente a cualquier que quisiera. Y eso fue lo que hizo con Dabura, el Rey del Infierno del Universo de los Makai, a quien tenía a sus órdenes. A pedido de su nuevo amo, Dabura visitó la Tierra unos miles de años después de Norte Kaioh Shin sobre Bibidi, para asegurarse que la existencia de la esfera era real.


Con estas buenas noticias regresó prontamente hacia Babidi y le informó del hallazgo.


Para no alertar a Kaioh Shin y ser seguido tal como le había ocurrido su padre, Babidi decidió esperar un tiempo.

Finalmente, en la época actual, siete años después de la derrota de Cell, cuando se celebraba el 25º Torneo de las Artes Marciales en el que participarían Goku y sus amigos, Babidi consideró que había llegado el momento de continuar con los planes de su padre. Precisamente en el exacto lugar donde se encontraba oculta la esfera estarían reunidos los hombres más fuertes del Universo. Consideró que esa coincidencia le permitiría matar a dos pájaros de un tiro. Si vacilar, Babidi llegó a la Tierra acompañado Dabura y extraterrestres poseídos con algunos terráqueos.


El hecho de que los hombres más fuertes del Universo se encontrarán reunidos en nuestro planeta favorecía al brujo en cuanto a la energía que necesitaba para la liberación de Boo, ya que desconocía cuál había sido el brujo empleado por su padre.


Sabiendo que Kaioh Shin también lo habría seguido, Babidi estaría preparado para enfrentar lo que viniese.

Por su parte, conociendo la gravedad de los aconcentimientos que se aproximaban, Kaioh Shin recurrió a la ayuda de los Guerreros Z para destruír a los Makai, antes de que la amenaza más grande jamás conocida despertara de su sueño. Todo hacía pensar que la batalla definitiva por la salvación del Universo estaba por comenzar...