domingo, 28 de septiembre de 2008

El dilema de Krilin


Al concluir la saga de Freezer, Krilin fue asesinado por el tirano que en una acción que despertó la ira de Goku y motivó que nuestro héroe alcanzara el grado del Super Saiyajin.


La muerte de Krilin fue una de las más lamentables tragedias de la saga de Dragon Ball Z, debido a que este querido personaje ya había sido asesinado en Dragon Ball, por uno de los hijos de Pikoro Daimaoh.


Como las esferas del dragón estaban capacitadas para regresar a la vida solamente una vez a la misma persona- y Krilin ya había gozado de este beneficio-, ésta vez fueron muchos los que pensaron su despedida definitiva.


Igualmente, la aparición de las esferas del dragón Namekianas hizo que todavía hubiera una esperanza, más aún cuando todos se enteraron por medio del Patriarca que con ellas se podían resucitar todas las veces que hiciera falta a un difunto, siempre y cuando no hubiese muerto por causas naturales.

Al final, para alegría de todos, el calvo amigo de Goku volvió una vez más a la vida, gracias a Porunga, y regreso de la muerte junto con Yamcha, Ten y Chaoz. Igualmente, la paz no duró demasiado y exactamente un año después de la batalla el tirano reapareció, esta vez acompañado con su padre.


Krilin, al ser menos poderoso que todos, no se mostró muy de acuerdo con enfrentrarse a dos villanos dotados de súper poderes.


Las acciones se desarrollaron beneficisiosamente, al presentarse Trunks quien derrotó a los tiranos en un abrir y cerrar de ojos valiéndose de su espada.


Luego, al enterarse por medio de Trunks que los androides comenzarían a destruirlo todo dentro de tres años, los Guerreros Z comenzaron a entrenarse duramente.


Tras la aparición de los Androides podemos ver a Krilin algo cambiado en cuanto a su carácter.


Su humor casi no tiene irrupción en la serie, pero todo tiene una explicación.


La falta de una compañera hace que el calvo guerrero se sienta solitario. Ese vacío que tiene en su corazón es ocupado repentinamente por la atractiva androide Nº18, quien se acerca demasiado a Krilin.


A partir de allí, el no deja de pensar en ella. Pero para peor, las circunstancias que están claramente a favor de Cell, obligan a Krilin a pasar la prueba más dura del momento de su vida amorosa.


La creación de un controlador a distancia de androides por parte de Bulma hace que el encargado de destruir a 18 sea, aún en contra de su voluntad, el mismisímo Krilin.


Finalmente, la debilidad lo acosa, es el causante de su retroceso en la obligación de quitarle la vida a la chica, quien observa sorprendida la escena de arrepentimiento.


Esta situación no haría otra cosa que empeorar todo, ya que eso era lo que Cell necesitaba para hacerse más poderoso. Durante la terrible batalla contra el Bio-Androide, Gohan provocó que el agresor expulsara de su interiora la bella androide -no corrio la misma suerte su hermano gemelo-, trás propinarle a Cell una descomunal patada en el rostro.


Al verla, Krilin esbozó una sonrisa en su rostro e inmediatamente se aproximó para protegerla mientras ella se recuperaba de su desmayo. Una vez que Cell fue eliminado, Dende despertó a la chica de su desmayo, quien inmediatamente asumió una pose defensiva.


La conclusión que sacaron sus amigos del desvelo con que Krilin la protegió durante el percance no fue otra que la esperada : "Krilin se enamoró de la Androide 18!".

Luego, cuando la muchacha se despidió de Krilin con mucha ironía, lo que provoco el enfado de Yamcha, quien no soportaba que ella se burlara de su amigo.


Al pedir como deseo a Shen Long que su mecanismo de destrucción fuera eliminado, la chica se arrepentió de haber sido inrrespetuosa con Krilin, y al poco tiempo, y para alegría de nuestro calvo amigo, ambos contraerían matrimonio dando fruto de esa unión una preciosa niña a la que se llamarón Marón.


Sin embargo, siete años después, cuando el Majin Boo -nuevo enemigo de los guerreros Z- entro en acción, Krilin se vio forzado a retirarse de la lucha y se presentó únicamente en aquellos combates que eran realmente inevitables.

Para entonces, Krilin poseía una notable melena, que dejó al descubierto dejando de lado a las ordenanzas de sus primeros maestros Shaolines.


Su rostro, que en la saga de Cell no poseía alegría alguna, ahora rebozaba de felicidad por haber podido formar una familia, la cual necesitaba nutrirse de afecto.


2 comentarios:

valeria dijo...

Es la mejor serie de dibujos animados que existe

valeria dijo...

la mejor serie de dibujos animados que se ha visto hasta ahora