viernes, 26 de septiembre de 2008

La evolución de Vegeta


Luego de enfrentarse por primera vez con Goku, Vegeta dejó la Tierra para recuperarse. Durante ese tiempo, el principe de los saiyajins pensó en dos cosas: volver a la Tierra para vengarse de Goku y compañía, o bien visitar Namek en busca de las esferas del dragón para obtener la vida eterna. Por deducción, Vegeta llegó a la conclusión de que si los Namekianos eran los creadores de las esferas y en la Tierra existían por causa de uno partícular, en su planeta de origen también deberian existir, llegando incluso ha ser mucho más poderosas. El pensamiento de Vegeta no era equivocado y por eso frecuentó Namek. Pero existía un problema que perjudicaba los planes del ambicioso Saiyajin: cuando en la Tierra habló con Pikoro, tenía puesto un Rastreador o Scouter.


Por medio de este aparato se transmitió todo el dialogo y Freezer, que estaba escuchando, se enteró de todo. Con este dato en su poder, el villano no vaciló en ir el también en busca de la tan codiciada inmortalidad. Esa situación, sin dudas, representaba un serio estorbo para los planes de Vegeta, ya que Freezer lo superaba ampliamente en poder. Además, también había que agregar que Krilin y Gohan se habían sumado a la búsqueda, para resucitar a sus amigos que habían muerto a manos de Nappa en la Tierra. Vegeta comienza la persecución, dando pase a uno de los mejor pasajes que se hayan desarrollado en Dragon Ball Z.


Luego de derrotar a Kiwi, uno de los soldados de Freezer con el que tenía cierta enemistad desde años atrás, se presentó en uno de los pueblos Namekianos en donde mató a todos los habitantes para robarles la esfera que protegían.


Para que Freezer ni ningún otro la encontrara, Vegeta la escondió en el lago que se ubicaba al pie del pueblo, para comenzar así a llevar a cabo su plan.


Por su parte, Freezer asaltó varios pueblos de Namek y después de eliminar, al igual que Vegeta, a sus integrantes, logra acumular cinco esferas del dragón a las que luego deposita en su nave. En ese momento, Freezer le ordena a Dodoria que elimine al último niño sobreviviente, un niño llamado Dende, el que es salvado por Gohan y Krilin quienes escondidos habían espiado toda la escena. Mientras los niños escapan, Vegeta, que sólo advierte el Ki de Dodoria, se enfrenta a este ganando el combate. Dende les comentó la situación a los chicos, quienes prometieron que harían algo para defenderlos, al enterarse que Goku se dirigía hacia allí. El pequeñó Namekiano les propusó ir a la casa del líder de Namek, el Patriarca, donde se encontraba una de las esferas, la que fue entregada por el Patriarca sin ningún tipo de problemas.

Vegeta, que solo tenía una esfera, buscó más pueblos donde atacar, pero en el transcurso de la búsquedas se topó con Zabon, compañero de Dodoria el la guardia personal de Freezer, con el que luchó perdiendo el combate.


Aún moribundo, Zabon lo trasladó por orden de Freezer a su nave donde le curaron las heridas, para luego castigarlo por su insubordinación y también para interrogarlo acerca de las esferas que había encontrado. Inesperadamente, Vegeta se recuperó antes de lo previsto y con mucha más fuerza, gracias al Zenkai Power Saiyajin y mucha astucia, escapó de la nave junto con las cinco esferas que poseía Freezer.


Muy enfadado, Freezer se sintió puesto en rídiculo por el engaño sometido, y le ordenó a Zabon que encontrara a Vegeta. Si no lo encontraba, Zabon pagaría con su vida. El Principe de los Saiyajins descubrió a Krilin con la esfera volar hacía el lugar donde estaba Gohan y decidió seguirlo, al mismo tiempo que se percataba que había sido descubierto por Zabon. Gohan, por su parte, encontró la esfera del dragón que Vegeta había escondido en el lago y la llevó a su refugio, en donde en ese preciso momento Vegeta luchaba con Zabon ante la mirada de Krilin y Bulma. El combate fue ganado por el Saiyajin, quien, con el soldado de Freezer fuera de juego, se dispusó a quitarle la esfera a Krilin no sin antes perdonarle la vida. De regreso a su refugio, Vegeta se cruzó con Gohan quien había escondido la esfera tomada del lago detrás de una roca. Luego de ser golpeado provocativamente por el despiadado principe, el niño continúa si viaje con la esfera. Cuando llegó a destino, la dejó al cuidado de Bulma, para dirigirse con Krilin en busca de el Patriarca para que aumente su poder.